Alergia a la lactosa e intolerancia a la leche

Creado el por donleo & archivado en .

La alergia a la lactosa es más frecuente de lo que podamos pensar, simplemente con echar un ojo a las estadísticas podemos ver que aproximadamente el 90% de personas de raza negra y un 20% de raza blanca a lo largo de todo el mundo tienen intolerancia o alergia a la lactosa y la leche, ya sea parcial o completa.

Existe una gran confusión para diferenciar la alergia a la leche o la intolerancia a la lactosa. En este artículo nos vamos a centrar exclusivamente en la alergia a la leche o lactosa.

Cuando hablamos de alergía a la lactosa o intolerancia, hablamos exclusivamente de la leche de vaca, la leche de otros animales que existen en el mercado, como la leche de cabra, la leche de soja, etc. y no tienen la misma reacción ante personas con este tipo de alergía.

La leche se compone de agua, porteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y otro tipo de sustancias. Hay más de 30 proteínas diferentes en la leche y pertenencen al grupo de proteínas llamada caseína.

Tipos de reacciones a la leche:

Las reacciones pueden ser de tipo alérgico (lo que conocemos como alergia a la lactosa o alergia a la leche) o reacciones de intolerancia.

Los síntomas de producen ambas condiciones pueden ser muy diferentes entre sí o, según la persona, parecerse tanto que puedan llevar a la confusión. El cuerpo humano tiene una variedad de mecanismos de defensa frente a esas proteínas del grupo de la caseína, que puede ser difícil detectar si tenemos una alergia o una intolerancia.

Comencemos pués a centrarnos en la alergia a la lactosa o leche

¿Qué es la alergia a la leche?

La alergia a la leche comprende específicamente las reacciones adversas que implican a la inmunoglobulina E (IgE) a uno más proteínas que contiene la leche. Según el tipo de proteína al que seamos alérgicos, podemos tomar la leche hervida (ya que se descompone ese tipo de proteína con el calor) o si nuestra alergia depende de otro tipo de proteínas, ni siquiera podremos ingerir leche hervida.

Por suerte, en la mayoría de los casos, la alergia la producen proteínas que si se descomponen al calor.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia a la lactosa?

Las reacciones pueden ocurrir en diferentes momentos, ya sean inmediatas, justo después de consumir leche, o incluso horas o días después. Estos síntomas son los clásicos de otras alergias alimenticias como son las náuseas, vómitos, calambres abdominales, diarrea u otros síntomas que afectan directamente a la piel (urticaria, eczema, etc).

Se han reconocido tres modelos diferentes.

Tipo 1: En este grupo los síntomas de la alergia a la lactosa aparecen a los pocos minutos de haber tomado leche. Las reacciones que se observan suelen ser principalmente en la piel, y pueden tener o no síntomas respiratorios o gastrointestinales.

Tipo 2: Aquí los síntomas comienzan horas despues de la ingesta de pequeñas cantidades de leche de vaca. Las reacciones principales son vómitos y diarrea.

Tipo 3: Este es el grupo que más tarda en reaccionar y ocurre al día o los días siguientes después de tomar grandes cantidades de leche, el principal síntoma es la diarrea que puede o no llevar problemas respiratorios o eczemas en la piel.

Desgraciadamente, aproximadamente el 50% de los pacientes con alergia a la lactosa, pueden desarrollar otro tipo de alergia alimentaria, como pueden ser a los huevos, soja, o a los cacahuetes. Y entre el 50-80% desarrollaran alergias a otros alergenos inhalados, como a pólenes, ácaros, gatos, etc.

Alergia a la lactosa

Alergia a la lactosa

¿Cómo se diagnostica la alergia a la lactosa?

El diagnóstico en bebes puede ser fácil si los síntomas aparecen poco después de comenzar a tomar leche de vaca. También se puede diagnosticar fácilmente si una persona tiene siempre la misma reacción después de comer alimentos que contienen lactosa.

En adolescentes y adultos el diagnóstico es más difícil, ya que la leche se consume generalmente junto a otros alimentos.

El diagnóstico en estos casos implica una evaluación clínica (historial clínico, antecedentes familiares, historial alimenticio) junto con pruebas de análisis de sangre y de punción cutánea.

Las personas que estén dentro del “grupo 1″ (reacciones inmediatas) sí pueden ser diagnósticadas con pruebas de sangre, los otros grupos tienen más dificultad para diagnosticarse mediante pruebas de laboratorio.

¿Cómo tratamos esta alergia?

Los medicamentos son ineficaces para tratar esta condición. El único tratamiento posible es evitar la leche y los alimentos derivados de la leche.

Podemos sustituir la leche de vaca por leche de soja, salvo que tengamos el problema de algunas personas (apróximadamente el 20%) que posteriormente también desarrollan alergia a la soja. La leche de cabra contiene una proteína similar a la de la vaca, si no somos alérgicos a esa proteína podemos tener esa opción.

Pronóstico:

La mayoría de niños con alergia a la lactosa la superan después de pasar entre 12-18 meses sin probar la leche de vaca. Aquellas personas que desarrollan la alergía en edad adulta, probablemente tendrán esta condición por el resto de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>